"Spotlight" triunfa como mejor filme e Iñárritu hace historia en los Óscar

La película Spotlight se ha quedado con el premio gordo de una noche tan atípica como especial, en la que Leonardo Di Caprio, al fin, ha podido recoger en el Dolby Theatre de Los Angeles la codiciada estatuilla.

El renacido también ha traído alegrías para su director, Alejandro Iñarritu, reconocido por segundo año consecutivo por la Academia.

A pesar de ser los triunfadores, no obstante, estos dos filmes se han llevado solo dos y tres oscars, respectivamente. Spotlight ha empezado y terminado la gala con premio, ya que ha obtenido el de mejor guión original.

Por su parte, El renacido, ha sido galardonado también en la categoría de fotografía. En cantidad, Mad Max ha sido la acaparadora con seis estauillas; como se preveía, se ha hecho todas las menciones técnicas: vestuario, diseño de producción, maquillaje y peluquería, montaje, montaje de sonido y mezcla de sonido.

Uno de sus oscars, de hecho, ha dejado sin opción al español Paco Delgado. También ha habido chasco para Sylvester Stallone, que ha cedido a su pesar la estatuilla a Mark Rylance, mejor actor de reparto por El puente de los espías.

La mejor actriz protagonista, tal y como auguraban las quinielas, ha sido Brie Larson, por Room; y la actriz de reparto, Alicia Vikander —La chica danesa—, cuyo vestido amarillo ha desafiado a la mala suerte.

El oscar al mejor guión adaptado ha sido para La gran apuesta. La gala ha durado tres horas y media y Chris Rock, el presentador, ha aprovechado todas y cada una de sus intervenciones para hacer mención al boicot que varios actores negros, con Will Smith y su mujer a la cabeza, han realizado a la ceremonia.

Su monólogo inicial dejó en el sitio a varios de los presentes en el público: propuso, entre otras cosas, crear "categorías para negros" e incluir en el In memoriam a negros muertos por "disparos de policías".

Las pullas han ido en las dos direcciones. Y solo ha habido una mención a Donald Trump, pero de un premiado. En el otro lado, los momentos más emotivos han sido para Ennio Morricone, que ha recogido el primer Oscar de su vida -al margen del honorífico- por la banda sonora de Los odiosos ocho, de Tarantino; y la actuación de Lady Gaga, que ha realizado un alegato contra los abusos en los campus universitarios.

La ha presentado el mismísimo vicepresidente de EE UU Joe Biden. En la alfombra roja, las estrellas que brillaron más fueron Rooney Mara, Olivia Munn, Cate Blanchett, Charlize Theron y Olivia Wilde, entre otras.

Categorias: